Tarde de perros. Entre la angustia y la rebelión

Por Sandra P Medina

Año 1975, en pleno verano, de ahí su título original en inglés Dog Day Afternoon. Una tarde normal con un calor sofocante  en Brooklyn (NYC)  se ve interrumpida cuando tres hombres inexpertos  deciden asaltar un pequeño banco, uno de ellos deserta en el primer instante y quedan a cargo Sonny (Al Pacino) y Salvatore (John Cazale) extraordinaria dupla.

La historia relata un hecho real ocurrido en  agosto de 1972, basada en el libro The Boys in The Bank de P.F. Kluge y Thomas Moore bajo la dirección de Sidney  Lumet y guion de Frank Pierson.

Esta película se podría definir como una verdadera manifestación en contra  de  la opresión del sistema y de las necesidades económicas que conllevan a realizar  un acto delictivo, y a través de la imponente interpretación de Pacino que contrasta con un nervioso  Cazale que se escuda en una  impresionante frialdad,  nos sumergimos en un film cargado de momentos de tensión, humor, diálogos bien elaborados,  con una poderosa puesta en escena y un inicio con la magnífica canción Amoreena de Eltohn John, un exquisito  abrebocas para un brillante desenlace.

La catártica secuencia en que Sonny sale del banco para confrontarse con todo un batallón de policías armados, periodistas y un público que ovaciona su osadía, es de esos momentos magistrales en el cine donde uno  siente que la adrenalina se interna  en el  cuerpo ¡Sonny  al  estilo  Rockstar!  Mientras  suena  en nuestros oídos su explosiva manera de gritar  “Attica”  la mejor representación de la rebelión contra el sistema.

Durante dos horas y siete minutos nos internamos en un tórrido  banco que no tiene aire acondicionado (recuerden es pleno verano en New York) los rehenes terminan simpatizando con este par  de adorables  asaltantes,  cuyas personalidades se equilibran, y el extrovertido Sonny expone su vida privada a los medios de comunicación sacando a flote su bisexualidad,  mientras percibimos a un hermético y desconfiado Salvatore (la genialidad actoral de Cazale que se expresaba a través de  los gestos).

Un  atraco no muy bien planeado se convierte en un delirante circo que nos mantiene hipnotizados y no podemos despegar los ojos de la pantalla, y de la misma manera estar del lado de  Sonny  y Sal.

La maestría de Sidney Lumet nos brindó este extraordinario largometraje, quien siempre será  recordado por su capacidad de haber llevado  a la pantalla gigante,  historias de  inmensa calidad que le permitieron convertirse, en uno de los más cotizados directores de cine a nivel mundial.

Ficha Técnica
Título original Dog Day Afternoon
Año 1975
Duración 120 min.
País Estados Unidos
Dirección Sidney Lumet
Guion Frank Pierson (Libro: Leslie Waller. Artículo: P.F. Kluge, Thomas Moore)
Fotografía Victor J. Kemper
Reparto Al Pacino, John Cazale, Charles Durning, Carol Kane, Chris Sarandon, Sully Boyar, Penelope Allen, Beulah Garrick, James Broderick, Lance Henriksen, Sandra Kazan, Marcia Jean Kurtz
Productora Warner Bros., Artists Entertainment Complex
Género Drama. Thriller. Crimen. Robos y Atracos. Policíaco. Basado en hechos reales

Por Sandra P Medina

 

síguenos en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *