Rendimos homenaje a Bogotá en sus 482 años, revisando 9 canciones históricas, que a nuestro criterio, son las más emblemáticas que desde el rock le cantan a la ciudad

 

 

La escena del rock en Bogotá ha sido constante y con los años se ha tomado más espacios, semana a semana se celebran conciertos de relevancia, aun hoy en streaming, aquí la mayor dificultad es económica, pues no es sencillo tratar de hacer alcanzar la billetera para tanto evento. Asimismo, y aunque en su mayoría son trabajos hechos con las uñas, la presencia local de festivales es cada vez mayor y se conjuga con una oferta privada importante que se extiende por la sabana y a sus municipios circunvecinos, en los que se celebran desde campamentos hasta encuentros de la talla de un Festival Día de Rock Colombia 3.0.

Bogotá es un epicentro del rock nacional e internacional y prende por igual a fanáticos y detractores. Abre también el debate sobre los espectáculos culturales en la ciudad e incluso enciende la polémica en el intento de definir qué es rock y qué no. Es por esto que rendimos homenaje a Bogotá, revisando 9 canciones históricas, que a nuestro criterio, son las más emblemáticas que desde el rock el cantan a la ciudad:

Primero:  un homenaje directo a la ciudad es Santa Fe, composición de Felipe Szarruk en la que participa Elsa Riveros (mítica cantante de la agrupación Pasaporte) y cuenta con la producción de Rafael Escandón.

Szarruk es uno de los principales críticos del Festival Rock al Parque y líder visible de Subterránica. El tema es en sí, una declaración de sentimientos sobre Bogotá y sus calles, lleno de nostalgia,  tanto por la letra como por la presencia de Elsa, quien suena tan bien como cuando entonaba Igor y Penélope, o gritaba en pleno Concierto de Conciertos: “Bogotá, del putas, Bogotá”.

Segundo: De Andrés Ospina & Contrabanda, el tema de 1997 Carnaval,inspirado en el tradicional carnaval estudiantil de los años 20. Cabe recordar que es el último corte del álbum Tienda de ambigüedades, grabado en 1997 en los estudios Ingesonen -en el que también grabaron los pioneros Speakers-. La letra surgió de una página encontrada en un número de la revista Fantoches, precursora de la tira cómica y la caricatura en Colombia.

Tercero: El locutor, investigador del rock nacional, periodista y escritor bogotano Félix Sant-Jordi, conocido también como Félix Riaño, compuso para la agrupación Banda Sonora en 1993 El rey del Pañete, que habla sobre la dura labor de ser «ruso» en Bogotá. Tiene dos versiones: la original acústica y la versión rockera llamada el Grunge del Pañete, muy a tono con la crudeza de la época de los noventa y con la dureza de la profesión.

Cuarto: Encontramos este disco recopilatorio de EskoriaDemencia y Desarme  centrado en la crítica contundente, al mejor estilo punk, al Estado social político y económico de Colombia en 1995, año en el que el Metal, el Punk y el Rock colombiano tuvieron una explosión sin precedentes y le hicieron frente a un rock latino que se movía entre lo blando y amanerado. El tema da repaso a uno de los hechos más  trascendentales de nuestra historia: El Bogotazo. Aquí no hay pierde, vale la pena escuchar todo el disco.

Quinto: El quinto tema es de Leon Gieco, legendario cantautor considerado uno de los pilares del rock argentino junto con Charlie García y Spinetta. Gieco, Si bien experimenta con los sonidos tradicionales de Argentina, ha colaborado también con infinidad de bandas de rock, con su estilo folk electrificado influenciado en Bob Dylan. En 1981 lanzó su quinto álbum Pensar en nada, en el que Bajo el Sol de Bogotá es el segundo corte, a ritmo de zamba argentina ¡Pura nostalgia! 

Sexto: Un Tema histórico dedicado a Bogotá por su cumpleaños, por la legendaria Banda Nueva en su mítico álbum La Gran Feria de 1973, que se considera el punto aparte de la primera ola del rock colombiano y que abrió camino al rock progresivo, que experimenta con el jazz, la música latina y el rock. Algunos críticos lo consideran el álbum del género, más importante de nuestra historia, algo discutible, pero que evidencia su trascendencia. Canción que ha sido varias veces versionada el Blues del Bus describe con perfecta armonía y humor, la desdichada experiencia de montar en el transporte público de la ciudad.

síguenos en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *