Ascensor para el cadalso
El brillante ingenio de Louis Malle

Por Sandra P Medina

Louis Malle inició su carrera como cineasta con el documental, El mundo en silencio (1956) un año después y con tan solo 24 años sorprendió con la que hoy es llamada una obra maestra del cine “noir” francés, la desbordante Ascensor para el cadalso (1957) y donde conoció a Jeanne Moreau quien se convertiría en su musa. La historia fue escrita por el mismo Malle, Noël Calef, y Roger Nivier.

Julien Tavernier (Maurice Ronet) es un ex militar que combatió en la guerra de Indochina y trabaja como asistente de un poderoso empresario. Tavernier y la esposa de su jefe, Florence Caral (Jeanne Moreau) sostienen un romance y ambos planean el “crimen perfecto” para que la muerte del empresario parezca un suicidio.

El resultado, un placer audiovisual que sofoca con las extraordinarias escenas en el interior de un ascensor en el que Tavernier, queda atrapado después de cometer el crimen. Se genera entonces una trama que confunde a Florence, quien busca desesperadamente a su amante; ella cree que ha huido con otra mujer y empieza a debatirse entre la incertidumbre y desesperación. Todas estas escenas divinamente acompañadas por el apasionante jazz de Miles Davis.

Davis compuso la banda sonora improvisando mientras veía la película, en un estudio parisino. El uso puntual de la música, le da a este Thriller un exquisito toque claustrofóbico y escalofriante donde se desborda una angustia que se mezcla con lo desgarrador y placentero, un contraste magistralmente logrado por Malle.

La película fue estrenada en Francia en 1.957 y tuvo un éxito arrasador, lo que dejaba en evidencia a un cineasta con una mente brillante, ya que logró hacer vibrar las emociones con su segundo trabajo cinematográfico.

Ascensor para el cadalso es una montaña rusa y como la describiría Francois Truffaut “Todo Louis Malle, con todas sus cualidades y defectos estaba en Ascensor para el cadalso”.

Un filme demoledor que combina adrenalina y confusión con un final impredecible, y que con justa razón se llevó el premio Louis Delloc. Esta película es una de las tantas razones por las que no me puedo desprender del cine de Malle porque reúne todos los ingredientes de una intriga bien elaborada con escenas en extremo emocionantes, que lo atrapan a uno desde el primer instante, y cuenta con una carga de sensaciones que no son ajenas a la vulnerabilidad humana, como la ansiedad, la impotencia, la desconfianza, el desespero, porque no todo lo que se planea sale muchas veces como uno le espera, y los claroscuros que se realzan con la espléndida fotografía de Henri Decaë le permiten a la trama, generar una serie de inquietudes en el espectador de lo que conlleva sentirse atrapado a causa de sus propios actos, la sutileza de Malle a la hora de hacernos despegar y salirnos de nuestra comodidad, manipulando cada una de nuestras emociones de la manera más ingeniosa y vertiginosa, un buen comienzo para un joven director de cine que en el futuro ofrecería un catálogo cinematográfico tan variado y lleno de contrastes que a algunos nos ha permitido apreciar el valor de su obra de la manera más sensible y cruda a la vez, porque su cine puede generar infinidad de contradicciones en el espectador desde admiración hasta incomodidad, por eso su obra merece ser estudiada de la manera más meticulosa, para lograr entender la intención de un cineasta con la virtud de esculpir lo más nefasto y oscuro, y a la vez lo más hermoso y sublime.

 

Ficha Técnica:

Título original: Ascenseur pour l’Echafaud (Elevator to the Gallows)
Año: 1958
Duración: 92 min.
País: Francia Francia
Dirección: Louis Malle
Guion: Louis Malle, Roger Nimier (Novela: Noël Calef)
Música: Miles Davis
Fotografía: Henri Decaë (B&W)
Reparto: Jeanne Moreau, Maurice Ronet, Georges Poujouly, Yori Bertin, Jean Wall, Elga Andersen, Sylviane Aisenstein, Micheline Bona, Gisele Grandpré, Jacqueline Staup, Marcel Cuvelier, Gérard Darrieu, Charles Denner, Hubert Deschamps, Jacques Hilling, Marcel Journet, François Joux, Ivan Petrovich, Félix Marten, Lino Ventura
Productora: Nouvelles Éditions de Films
Género: Cine negro. Thriller. Drama | Policíaco. Crimen

Por Sandra P Medina

Sigue a Sandra P Medina para más articulos sobre cine en su blog CinEscritos86  un espacio dedicado al cine, a través del periodismo escrito.

FACEBOOK: CinEscritos86 

BLOG: CinEscritos

síguenos en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *